Los políticos y sus cosas

Las personas de recursos más bajos son las primeras en ser engañadas por las promesas de los falsos políticos. Te preguntarás ¿Por qué? La respuesta es sencilla… el político sabe jugar con las necesidades de las personas y es más fácil adueñarse de la fe y apoyo de una persona de baja clase para luego arrastrar al resto a su mundo de falsedades.

Quizás las personas que se inician en el mundo de la política, sobre todo aquellos que vienen de abajo, comienzan con unas ganas enormes de hacer las cosas bien, de darle a todos lo que consideran justo y de enmendar los daños causados por gobiernos anteriores, sin embargo, con el pasar del tiempo pareciera que sufrieran una especie de metamorfosis o transformación que les trae como consecuencia el hacer todo lo contrario a lo que una vez prometieron hacer por la humanidad.

La ambición por el poder, juega un papel fundamental aquí en esta transformación pues, el político al ver todas las puertas que se abren a su paso teniendo el cargo que tienen, comienzan a creerse dueños del universo y menos precian a las personas y le niegan el acceso a todo aquello que una vez les dijeron que podían disfrutar y tener.

Tal vez no todos deban meterse en este saco, pero la gran mayoría ha demostrado ser así.

Leave a Reply